quarta-feira, 15 de junho de 2011

Otra forma de ser Ofelia

Le hubiese gustado ser sacerdotisa de un templo antiguo donde su silencio y su cuerpo confortasen a los humanos atormentados por los dioses, pero nació mortal y vulnerable. Por eso, cuando el héroe llegó llorando, ella no pudo sino sujetar sus brazos. Las abejas adormecían la voluntad del aire y ellos permanecieron de pie como estatuas de mármol. Vulnerable. El héroe rompió a llorar y con su flaqueza se doblaron las piernas de aquella mujer que no era vestal ni diosa y sus muslos cedieron a la piedad y al dolor. Él, después, despareció en el bosque, recién nacido, y ella se adentró en el agua para lavar sus huellas. Primero un pie, después el otro. Los cabellos flotaban entre el agua y la luz. Después solo la luz, un cuerpo abandonado para consuelo de alimañas.

7 comentários:

  1. TOMA YAAAA!!!!.... esto si que es un golpe de efecto.... ahora si que estoy desconcertada.

    Mola!!!!......tanto es así que no se que decir.

    Esto es la leche!!!, necesito la disección del asunto ¿de donde sale lo que has escrito?
    bss

    ResponderExcluir
  2. :) Gracias! VAmos a ver si consigo explicarlo:
    Quién no tiene un viejo recuerdo, suyo o propio, que no sirve para nada en el fondo de la alacena? Bien, coges esa base como material a trabajar. PUede ser solo una sensación en un momento dado de la juventud. Te centras en ella. Abres el bote de las mitologías y citas la Antigüedad para desplazar a un nuevo marco el farrapo de memoria que tenías. De este modo ya puedes disfrazar los personajes y situarlos en un paisaje atemporal y abstracto, pero el lector ha leído "diosa" y "templo", por lo que su imaginación se ha puesto a trabajar. Necesitamos tensión: llega el héroe y llora (misterio). Ella es vulnerable, pincelada o llave para intuyas no se sabe qué en la intención del héroe (de pinceladas sabes tú, sombras, luces). Los insectos son importantes para crear la atmósfera en poco menos que nada. Ella cede, no se sabe muy bien a qué, pero intuimos que él se ha saciado y regenerado y que ella ha cedido a la "piedad" y al "dolor", universales inmediatos. Ella se mete en el agua para lavarse, porque no es diosa, es mortal, claro.
    Ahora: frase final... mmm... A ver.. un poco de luz, que es la ceguera o el olvido, la pureza, tal vez y la conciencia (consciencia) de qeu su cuerpo solo saciará alimañas, deja flotando la idea del suicidio.. Y entonces, el título: quién no tiene en el armario unas hojitas de Shakespeare para aliñar unos versos?? Voilá Ofelia!
    Bueno, es broma.. pero no te creas que está muy lejos la disección... Besos!

    ResponderExcluir
  3. Si,sólo que Ofelia a lo mejor no se suicidó, a lo mejor se calló al agua sin querer, cuando "subió a las ramas de un sauce para adormanarlas con unas coronas de flores, y una ramita ruín quebró, y cayeron ella y sus trofeos temblorosos en el triste río..."

    ResponderExcluir
  4. Muy bien, muy bien... vaaaleeee.. llegó la "erudición"! pero la imagen que tenemos de Ofelia es la de la suicida. Y este mundo está hecho de estereotipos, ideas preconcebidas, imágenes en la retina de lo aprendido.. bla bla bla. Y bueno, aquí suicidar suicidar.. nadie se ha suicidado "entoavía"!

    ResponderExcluir
  5. ¿Pero este texto no es de Homero?

    ResponderExcluir
  6. "...en el agua", quería decir, "se calló en el agua", de "no hablar más" en el agua, no "al agua", si fuera "al agua" sería mejor decir que "se cayó", pobre, y no se cayó, encima de estar majareta y subirse a los árboles, encima caerse... lo que yo quería decir es que calló por fin cuando se la tragó el agua... Y menos mal, porque menuda pesada, todo el día canturreando sin parar! Suicidio? Pero si se lo pasa bomba por ahí colgada como anda, con sus flores y sus cosas! Homero? Yo creía que era de Eurípides, gracias por la precisión.

    ResponderExcluir