quinta-feira, 5 de março de 2015

A la carrera. 2

A estas horas todo puede pasar todavía. Lo malo y lo bueno. Es lo porvenir. El silencio está pespuntado de pájaros. A lo lejos, creciendo, el rugido impúdico de la autovía.
Algo en el brote de la luz, en la humedad de la helada, anuncia la cercanía de un respiro. Primavera.
Me cuentan que están de camino, que a 500 km se ven ya los nidos habitados. Bullicio en los aleros y caligrafía oriental dibujando el cielo.

9 comentários:

  1. Sí, por fin llega la primavera en forma de relato ¡¡¡aunque sea a la carrera!!!
    jajajaja...bs

    ResponderExcluir
  2. "Lo porvenir" y "lo arcano"... serán primos?

    ResponderExcluir
  3. Pau, eres una Hechicera de las Palabras. Si no te lo digo, reviento.
    Soy Teresa, la amiga de Amalia y Lucia. También sigo "Hoy me ha pasado..." Dale a ese hombrecito un besiño de mi parte, y otro para tí, por supuesto.

    ResponderExcluir
  4. Mil gracias, Teresa! qué alegría comenzar así el lunes, con un piropo tan lindo!
    Un beso muy grande. Le doy uno al hombrecito también. Gracias.

    ResponderExcluir
  5. Gracias raíña, no sabes cuantos lunes comencé yo leyendote a tí.
    Pero entraba para otra cosa, te dejo un mensaje a ti, es para tu Hombrecito (el pequeño), es qu no tengo ninguna de las cuentas que solicitan para publicar allí.
    Mil gracias y otro beso para tñi y tu marido, y tu niña, que no me olvido ... la Bióloga ;)

    ResponderExcluir
  6. Yo siempre voy con atraso estimado "Hombrecito". Pero .... Meus Parabéns!
    Soy Teresa, amiga de Lucía y Amalia, me gusta tocar la batería, quien me diera que como la tocas tú! Pero que tapen los oidos si quieren, yo a zambombear!!!!
    Pregúntale a tu madre porque te llamé "Hombrecito". Un Beso Nico para ti y saludos para tus papis.

    ResponderExcluir
  7. Hai días nos que parece dificilísimo escribir sobre o ceo, cando está gris e chuvoso, por exemplo. Daquela, aparentemente sen intención, vai unha e le "bullicio en los aleros y caligrafía oriental dibujando el cielo" e dá en imaxinar as andoriñas regresando. E ve, "polo noroeste, unha anada de paxaros que non identifica", como a que viu Pilar Pallarés. E logo aparecen debuxos finísimos de terras lonxanas, feitos con plumas de tinta negra de distintos calibres, preciosos sobre o gris. Perseguindo polo ceo algún trazo das plumiñas escribidoras, que deixan signos que quén sabe o que quererán decir, resíntense formiguear as teclas debaixo dalgún sitio de ti. E regresa a fame de comer palabras escritas, como as andoriñas.

    ResponderExcluir
  8. Pois lê. Ler alimenta. Gracias, linda.

    ResponderExcluir